Lo que dicen de nosotros

 

 

Comentario de WOODY ARAGÓN

Nov 2021

» La cabina espiritista de Luis Boyano es, claramente, la mejor versión de este juego que he presenciado. Tanto es así que, siendo mi favorita, la contraté para el festival Toledo Ilusión que organizo anualmente, resultando uno de los grandes éxitos de la edición. Luis, que ya ganó un premio FISM con su primera versión de este juego, lejos de «dormirse en los laureles», la ha ido perfeccionando con el paso de los años convirtiéndose en un gran acto inolvidable para los espectadores, y que aporta variedad y espectacularidad en cualquier gala de magia. Lo dicho, ¡una maravilla! «

OTROS COMENTARIOS

Jorge Blass – Mar 2022

La cabina espiritista de Luis Boyano y Karla me ha maravillado. Una ilusión histórica presentada con rigor y un enorme talento. Un viaje al pasado en el que no podrás creer lo que estás viendo.

leer más

Paco Agrado – Mar 2022

La cabina de los espíritus” es un acto emocionante. Un viaje en el tiempo que nos deja curiosear en un momento casi olvidado, pero brillante y más cercano a nosotros de lo que pensamos.

leer más

Ignacio Brieva – Mar 2022

Hace ya bastantes años que la magia y yo nos abandonamos, lo cual no es óbice para que siga disfrutando de ella cada vez que tenemos ocasión de reencontrarnos.
Unos días atrás, pude asistir en Madrid a una representación de Luis Boyano y Karla.

leer más

Iván Santacruz – Mar 2022

He tenido la suerte de trabajar con ellos en este acto, en la parte técnica y escénica, y puedo decir, sin lugar a dudas, que es uno de los mejores actos que se pueden ver hoy en día.
Una perfecta recreación de un número histórico.

leer más

Ramón Mayrata – Dic 2021

Conocí a Luis Boyano en sus comienzos. Poco después, en sus gestos de mimo, se abrió paso la magia. Al verle el sábado, en el teatro Tribueñe, me dí cuenta que esta simbiosis ha producido un mago singular.

leer más

Ricardo Sánchez – Magia Estudio – Dic 2021

Viajar en el tiempo tiene sus complicaciones. Viajar metafóricamente, claro. Viajar de verdad tiene más complicaciones todavía. Los números de espiritismo son hijos de su era. Últimos retazos de aventura en la era del desencanto de finales del Siglo XIX.

leer más